Como reinstalar windows xp, sin perder datos!

Si ya tenemos el disco de instalación de XP dentro del lector, arrancará el programa de instalación. Tendremos que pulsar una tecla cuando nos aparezca el mensaje: Presione cualquier tecla para iniciar desde CD. Tendremos que estar atentos, pues de no hacerlo el PC intentará arrancar desde el siguiente dispositivo.

El programa hará una inspección del hardware del equipo y tras unos minutos comenzará el programa de instalación propiamente dicho.

image1

Veremos un menú en el que se nos ofrecen varias opciones:                           

1.- Para instalar XP ahora, presione ENTER

2.- Para recuperar una instalación de XP usando consola de recuperación, presione la tecla R

3.- Para salir del programa SIN instalar XP, presione F3

Evidentemente elegiremos la primera opción. La segunda requiere tener instalada la consola de recuperación del sistema y un
cierto conocimiento de informática para llevarla a cabo. Existe un documento en la Web sobre cómo usar la consola de recuperación.

NOTA: Es frecuente confundir la ejecución de la consola de recuperación con la reparación del sistema, y encima, para clarificar las cosas Microsoft hace que en ambos casos la elección se haga pulsando la misma letra, la R, así que atentos en este punto.

image2

A continuación nos aparecerá el contrato de licencia de Windows XP, que deberemos aceptar con F8 y seguidamente otro menú con las siguientes opciones:

1.- Para reparar la instalación seleccionada de Windows XP, presione R

2.- Para continuar la instalación de una copia nueva de Windows XP sin reparar, presione ESC

Además se nos da una lista de las instalaciones de Windows existentes, a fin de elegir cual queremos reparar.

Aquí es donde comienza a diferir el proceso normal de instalación de XP, (en el que elegiríamos la opción 2), de la reinstalación, en la que optamos por la 1. Es importante que prestemos atención a este paso:
La instalación de XP siguiendo cualquiera de las opciones elegidas después de pulsar 2 llevaría irremediablemente a la pérdida de la instalación anterior, aunque tenemos la posibilidad de conservar los datos si en los pasos sucesivos elegimos las siguientes opciones:

1º.- Instalar en la misma partición donde tenemos ahora Windows.
2º.- Cuando nos ofrezca formatear la partición elegir la opción Dejar la partición como está (esto es fundamental, ya que cualquier otra opción eliminará todo el contenido de esta).
3º.- Llegados a este punto, el instalador nos ofrece la opción de instalar Windows en una carpeta diferente. La mejor opción es forzar la instalación en la misma carpeta, con lo que eliminará totalmente la instalación anterior (esto se hace cambiando el nombre de carpeta que nos ofrece (normalmente Windows.001) a Windows). Al detectar que existe nos preguntará si deseamos eliminar todo su contenido).

Este proceso implica tener que reinstalar controladores y programas, pero mantendrá nuestros archivos.

La elección de una opción que implique formatear la partición llevará a la pérdida de los datos que hubiera en la partición que eligiéramos. Si aún así por error pulsamos 2, tranquilos, podremos volver atrás…, pero pulsando R.

image3

La reinstalación de XP será guiada por el asistente y es similar a una instalación nueva, por lo que no debería haber problemas.

Comenzará con la copia en el disco de los archivos necesarios para la instalación.

Una vez terminado este paso el PC reiniciará automáticamente. Cuando lo haga, (y si no hemos extraído el CD de XP), tened en cuenta no pulsar una tecla al mensaje Presione cualquier tecla para iniciar desde CD, a fin de que continúe la instalación en lugar de iniciarse de nuevo el programa de instalación.

Leave a comment